Lesión del cartílago

La lesión del cartílago de la rodilla es un problema habitual en la rodilla. Se produce una alteración o afectación del cartílago y del hueso que está debajo del cartílago de una de las partes de la rodilla. Se conoce también como lesión osteocondral o osteocondritis.

 

La lesión del cartílago de la rodilla puede afectar a zona antómica articular de la rodilla, principalmente se produce en la zona de los cóndilos femorales.
Existen varios grados de lesión del cartílago de la rodilla según el daño que esté presente en el cartílago y el hueso subcondral. Se clasifican en grados de I a IV de menos a más lesión del cartílago de la rodilla.

 

¿Cómo se produce una lesión del cartílago de la rodilla?

La lesión del cartílago de la rodilla o lesión osteocondral se produce tras un traumatismo en la rodilla. Este puede ser un giro forzado de la rodilla o puede ser un golpe directo.

 

Es importante descartar aparte de la lesión del cartílago otras lesiones de la rodilla como rotura meniscal o rotura del ligamento cruzado anterior.
En otras ocasiones alteraciones en el eje de la extremidad como el genu valgum o genu varo pueden causar un hiperpresión en la zona externa o interna y producir una lesión del cartílago de la rodilla.

 

La osteonecrosis del condilo femoral es otras de las causas de lesión del cartílago de la rodilla.

 

Síntomas de la lesión del cartílago de la rodilla

Los síntomas de una lesión en el cartílago de la rodilla pueden variar dependiendo de la gravedad y el tipo de lesión. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  1. Dolor: El dolor en la rodilla es uno de los síntomas más prominentes. Puede ser constante o intermitente, y empeorar al realizar movimientos o actividades que impliquen cargar peso sobre la rodilla.

  2. Inflamación: La lesión del cartílago puede desencadenar inflamación en la rodilla. Esto puede manifestarse como hinchazón, calor y enrojecimiento alrededor de la articulación.

  3. Rigidez y limitación de movimiento: Es posible que experimentes rigidez en la rodilla afectada, lo que dificulta la flexión y extensión completa de la articulación. También puedes notar una sensación de trabamiento o bloqueo al intentar mover la rodilla.

  4. Chasquidos o sensación de roce: Puedes percibir chasquidos, crujidos o una sensación de roce al mover la rodilla lesionada. Esto puede deberse a la irregularidad de la superficie del cartílago o a la presencia de fragmentos de cartílago sueltos dentro de la articulación.

  5. Inestabilidad: En algunos casos, una lesión en el cartílago de la rodilla puede generar inestabilidad en la articulación. Puedes experimentar sensación de que la rodilla se "desliza" o "ceder" durante la actividad física o incluso en reposo.

Es importante destacar que estos síntomas no son exclusivos de las lesiones del cartílago de la rodilla y pueden estar presentes en otras afecciones. Ante cualquier molestia persistente en la rodilla, es recomendable que consulte con nuestro especialista, el Dr. Christian León para obtener un diagnóstico adecuado y determinar el tratamiento más apropiado.