Corticosteroides

Los corticoesteroides son medicamentos antiinflamatorios que reducen el enrojecimiento y la hinchazón que aparecen a consecuencia de un daño (por ejemplo, una lesión, una irritación) en el cuerpo. También reducen la actividad del sistema inmunitario, que defiende al organismo contra las enfermedades y las infecciones. Los corticosteroides se utilizan para tratar una serie de enfermedades como el asma, el eczema, los problemas articulares y la artritis reumatoide.

 

Los corticosteroides sistémicos pueden ingerirse o administrarse por inyección para tratar problemas en cualquier parte del cuerpo. Recibir a corto plazo dosis elevadas podría aumentar el riesgo de aparición de infecciones (incluidas las fúngicas), así como aumentar el azúcar en sangre y la presión arterial. Además, puede causar hinchazón corporal y efectos secundarios psiquiátricos como psicosis por corticoides y estado confusional.