Lesiones SLAP

SLAP son las siglas de Lesión Labral de Anterior a Posterior y hace referencia a un tipo de lesión en el hombro. El labrum del hombro puede romperse y una rotura SLAP supone una rotura del mismo junto al tendón del bíceps, tanto en la parte delantera como en la trasera.

 

Se trata de una lesión de la parte superior del labrum glenoideo del hombro, generalmente en la inserción del tendón de la cabeza larga del bíceps braquial, aunque puede involucrar al lambrun anterior y posterior.

 

Se trata de una de las lesiones de hombro menos frecuente relacionada con el dolor de hombro, con una incidencia de 3,4 a 26% en la población en general, aunque estas cifras aumentan en los deportistas de lanzamiento.

 

Síntomas

Los síntomas de una lesión de SLAP pueden variar en función del tipo, la gravedad y evolución de la misma, por lo que la sintomatología de cada paciente puede variar. Aunque existen una serie de síntomas comunes en los pacientes con una lesión SLAP:

  • Dolor en la zona del hombro, que puede llegar a extenderse por el brazo y la parte superior de la espalda.
  • Incremento del dolor al realizar actividades deportivas o deportes de lanzamiento.
  • Pérdida del rango de movimiento de rotación interna glenohumeral.
  • Sensación de inestabilidad al levantar el brazo e implicar el hombro.

Causas

El labrum puede lesionarse de muchas maneras y por diversos mecanismos, siendo las más comunes dislocaciones y luxaciones, caídas sobre el hombro o el brazo extendido y el levantamiento de peso que sobrepase la capacidad de la fuerza muscular.

 

Generalmente, las personas de riesgo de padecer dicha patología son deportistas de lanzamiento como es el caso de jugadores de balonmano, waterpolo o beisbol, personas que practican ejercicios de repetición en el trabajo en durante el entrenamiento, pacientes con una patología degenerativa del manguito rotador o personas que padecen una lesión traumática.