Un equipo de cirujanos ha descubierto una nueva técnica quirúrgica que acelera significativamente la recuperación de fracturas óseas. La técnica, conocida como «osteotomía acelerada», utiliza una combinación de cirugía y terapia física para estimular el proceso de curación natural del cuerpo.

Tradicionalmente, el proceso de curación de una fractura ósea puede llevar semanas o incluso meses, y durante ese tiempo el paciente puede experimentar dolor y limitaciones en su capacidad para realizar actividades cotidianas. Con la osteotomía acelerada, el proceso de curación se acelera significativamente, lo que reduce el dolor y el tiempo de inactividad.

La técnica implica hacer una pequeña incisión en el hueso fracturado y luego utilizar una herramienta especial para hacer cortes precisos en el hueso alrededor de la fractura. Esto estimula el proceso de curación natural del cuerpo alrededor de la fractura, y también permite que el hueso se desplace ligeramente para acelerar su alineación y estabilización.

Después de la cirugía, el paciente trabaja con un terapeuta físico para fortalecer los músculos alrededor de la fractura y restaurar la función normal. En muchos casos, los pacientes pueden comenzar a caminar y realizar actividades cotidianas en tan solo unas pocas semanas después de la cirugía.

La osteotomía acelerada es una opción prometedora para aquellos que buscan una recuperación más rápida y menos dolorosa de una fractura ósea. Si bien la técnica no es adecuada para todas las fracturas, los cirujanos que la realizan han informado de una alta tasa de éxito y satisfacción del paciente.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *